¿Os gusta vuestro trabajo?

Puede que algunos respondáis que no, que no os gusta vuestro trabajo. En ese caso, y aunque sé que ahora es difícil encontrarlo, al menos tenéis la opción de buscar otro. Los niños, por el contrario, no cuentan con esa posibilidad, y su <<trabajo>> consiste en pasar horas y horas durante años en clase. Y la única respuesta que encuentran por parte de los adultos, es esa frase que hemos dicho cientos de veces: << Es u obligación>>. También es nuestra obligación ir a trabajar, pero si no nos gusta podemos cambiarlo. Por consiguiente, tenemos que hacer lo posible para que los niños vayan a gusto a la escuela. E ir a gusto significa sentirse implicado, conservar la esencia que uno tiene, mantener despierta la curiosidad, sentir que se le escucha… Todo se resumiría en esta frase:

“¿Os gusta vuestro trabajo? Si no os gusta podéis cambiarlo; los niños no tienen esa opción”.

Texto extraído de:

Bona, C. (2015). La nueva educación. Retos y desafíos de un maestro de hoy. Pág 115-116. Barcelona. Peguin Random House.

Anuncios

Responsive Classroom

Durante los diferentes posts en los que he os he ido contado cómo funciona LILA he dejado entrever su funcionamiento pero nunca he explicado exactamente en qué consiste la metodología que se desarrolla en la escuela, conocida como Responsive Classroom

 Orígenes del Responsive Classroom

Este enfoque de enseñanza-aprendizaje surgió del trabajo de la Fundación Nordeste para Niños (Northeast Foundation for Children, NEFC). La misión de la NEFC es ayudar a las escuelas a convertirse en comunidades solidarias en las cuales el aprendizaje académico y social está perfectamente integrado a lo largo del día en la escuela, y en la cual los alumnos se educan para que sean capaces de pensar por sí mismos.

 En qué se basa el Responsive Classroom

Esta metodología persigue siete creencias basadas en el desarrollo del aprendizaje social y está respaldada por años de experiencia dentro de las aulas:

El currículo social es tan importante como el currículo académico

El aprendizaje académico y social están fuertemente ligados, y cada uno es igual de importante. El equilibrio de la integración de ambos es esencial para el desarrollo y crecimiento  de los alumnos.

Cómo el alumno aprende es tan importante como qué aprende

Los alumnos aprenden mejor cuando tienen la oportunidad de realizar sus propias elecciones sobre lo que están aprendiendo y realizar sus propios descubrimientos a través del ensayo y el error.

El mejor crecimiento cognitivo ocurre a través de la integración social

Los alumnos realmente aprenden cuando están trabajando solos, – leyendo un libro, realizando un examen, completando una hoja de trabajo- pero lo que también es cierto es que aprenden más y mejor cuando trabajan de manera significativa con los demás.

Hay un conjunto de habilidades sociales que el alumno necesita para tener éxito académico y social

Estas habilidades forman el acrónimo CARES – del inglés cooperación, asertividad,4responsive_lede responsabilidad, empatía y autocontrol – y deberían ser enseñadas e integradas a lo largo de sus años en la escuela.

Conocer al alumno que enseñamos es tan importante como conocer qué enseñamos

Cuanto más integrados se sientan los alumnos en la escuela, más facilidad de que tengan éxito. Los profesores comenzamos a conocer a los niños individual y culturalmente y conocemos su desarrollo dedicando tiempo a observarles e interactuar con ellos y entendiendo los diferentes estadíos del desarrollo del niño. La ciencia del desarrollo del alumno es la disciplina más importante para los profesores.

Conocer a los padres del alumno al que enseñamos es tan importante como conocer al niño

La involucración de los padres es esencial para la educación de los niños. Las grandes metas se consiguen cuando los profesores trabajan con los padres como compañeros.

Los profesores y administradores deben modelar las habilidades sociales y académicas que quieren enseñar a los alumnos

Estas habilidades deben estar presentes en las interacciones educativas diarias, con los alumnos y con los padres. Un cambio significativo y duradero para mejorar nuestras escuelas requieren de un buena relación de trabajo entre la comunidad adulta. Los alumnos siempre están siendo observados.

Esta es la metodología que están utilizando en LILA desde hace diez años y en la que me he sumergido y me estoy formando este año. Realmente funciona, sólo hay que querer ponerla en práctica… ¿Estamos dispuestos a ello?

Teoría de las Inteligencias Múltiples

¿Cuántas veces al ver a una alumna realizar problemas de matemáticas de un nivel avanzado al suyo habremos dicho lo inteligente que es?

O cuando vemos a un alumno que ha escrito un ensayo impresionante sobre los orígenes del latín. O alumnos que leen y comprenden a una velocidad asombrosa. Alumnos que resuelven integrales como si fueran sumas de Primaria.

Está claro que son estudiantes muy inteligentes pero… ¿qué pasa con aquella chica que toca el violín de infarto? En ese momento no decimos que esa chica sea inteligente, podemos decir que tiene talento, que es una virtuosa de la música, pero de nuestra boca nunca saldrá el adjetivo “inteligente”.

Esto es lo que se pensaba hace 200 años, y hace 20 años también, hasta que en 1983, howard-gardnerun neuropsicólogo llamado Howard Gardner rompió los esquemas de la psicología tradicional con la teoría de las Inteligencias Múltiples.

INTELIGENCIAS MÚLTIPLES

Dicha teoría está basada en la creencia de que cada persona posee por lo menos ocho inteligencias, a saber:

  • Inteligencia Lógica-matemática
    Es la capacidad para usar los números de manera efectiva y de razonar adecuadamente. Esta inteligencia se ve más desarrollada en científicos, matemáticos, contadores, ingenieros y analistas de sistemas, entre otros. Las personas que poseen esta inteligencia analizan con facilidad planteos y problemas.
  • Inteligencia Verbal-lingüística
    Es la capacidad de usar las palabras de manera efectiva, en forma oral o escrita. Esta inteligencia se ve muy desarrollada en escritores, poetas, periodistas y oradores, entre otros. Está en las personas que les encanta redactar historias, leer, jugar con rimas, trabalenguas y en los que aprenden con facilidad otros idiomas.
  • Inteligencia Corporal-cinestésica
    Es la capacidad para usar todo el cuerpo en la expresión de ideas y sentimientos, y la facilidad en el uso de las manos para transformar elementos. Esta inteligencia se manifiesta en atletas, bailarines, cirujanos y artesanos, entre otros.
  • Inteligencia Musical
    Es la capacidad de percibir, discriminar, transformar y expresar las formas musicales. Está presente en compositores, directores de orquesta, críticos musicales, músicos, oyentes sensibles, entre otros.
  • Inteligencia Espacial
    Es la capacidad de pensar en tres dimensiones. Presente en pilotos, marinos, escultores, pintores y arquitectos, entre otros. Está en las personas que estudian mejor con gráficos, esquemas, cuadros. Entienden muy bien planos y croquis.
  • Inteligencia Interpersonal
    Es la capacidad de entender a los demás e interactuar eficazmente con ellos. Presente en actores, políticos, buenos vendedores y docentes exitosos, entre otros. La tienen las personas que disfrutan trabajando en grupo.
  • Inteligencia Intrapersonal
    Es la capacidad de construir una percepción precisa respecto de sí mismo y de organizar y dirigir su propia vida. Incluye la autodisciplina, la autocomprensión y la autoestima. Se encuentra muy desarrollada en teólogos, filósofos y psicólogos, entre otros. La evidencian las personas que son reflexivas.
  • Inteligencia Naturalista-ecológica
    Es la capacidad de distinguir, clasificar y utilizar elementos del medio ambiente, objetos, animales o plantas. Tanto del ambiente urbano como suburbano o rural. La poseen en alto nivel la gente de campo, botánicos, cazadores, ecologistas y paisajistas, entre otros. Se da en las personas que aman los animales y las plantas.

H. Gardner, codirector del Proyecto Zero en la Escuela Superior de Educación de Harvard y profesor de Neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston definió Inteligencia como “Capacidad de resolver problemas o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas

Con esta definición Gardner nos está dando a entender dos cosas:

Primero, que la brillantez académica no es lo más importante de todo, Una persona puede ser muy buena en matemáticas y sin embargo tener problemas para elegir a sus amigos y relacionarse con las demás personas.

Segundo y no por ello menos importante, define la inteligencia como capacidad, es decir, que no es algo puramente innato sino que se puede educar y entrenar.

Gardner no niega el componente genético, todos nacemos con unas potencialidades marcadas que se ven condicionadas por el ambiente donde crecemos, las experiencias que vivimos y, sobre todo, la educación que recibimos.

Todas las inteligencias son igual de importantes, el problema es que el sistema educativo tradicional, que desafortunadamente prima en los colegios españoles, se limita a fomentar sólo dos de ellas: la inteligencia lógico-matemática y la inteligencia verbal-lingüística.

El sistema educativo español parece que ha destinado todos sus esfuerzos en formar a sus estudiantes en la lingüística y las matemáticas, sin mucha suerte (sólo hay que ver los resultados de los informe PISA) obviando en muchos casos la importancia de la música, el arte y las habilidades sociales.

Pero no se puede ni debe generalizar, por eso hay colegios en España que apuestan por la innovación.

EJEMPLOS DE COLEGIOS EN ESPAÑA

El colegio Princesa de Asturias de Elche es un colegio pionero en implantar la teoría de las inteligencias múltiples en sus aulas.

Niños-trabajo-en-equipoTras una visita del equipo directivo de este centro al colegio público Congrés-Indians de Barcelona, quedaron fascinados y decidieron formar ese verano a sus profesores en esa metodología.

Actualmente el centro está desarrollando las inteligencias emocionales en la etapa de infantil, pero en Educación Primaria trabajan de manera similar a través de talleres y proyectos.

Como podéis leer, para innovar es necesario querer y sobre todo creer que se puede. Es necesaria la FORMACIÓN CONSTANTE del profesorado para traer a nuestras escuelas metodologías que se centren en los intereses y gustos de los niños, ya sea el baile, las matemáticas o el amor a los animales. ¿Estás de acuerdo?

Educación Positiva: La importancia de aprender jugando

slide_eduskopia1-e1375803351227

Como hemos visto en posts anteriores sobre la Educación Positiva, el aprendizaje de los niños se ve más efectivo cuando éstos son felices, de eso no cabe la menor duda.

Si nos fijamos, el momento en que los niños son más felices es cuando están jugando, por tanto, no es de extrañar la relación existente entre el juego y el aprendizaje, sobre todo en la primera infancia.

A pesar de que los educadores siempre han considerado importante el juego en las clases, las crecidas demandas por la responsabilidad del docente y los resultados medibles están empujando el juego a la periferia del currículo.

Lo mismo pasa en las familias. Muchos son los padres que no dedican tiempo a jugar con sus hijos o que prefieren apartar o limitar el juego con el afán de protegerlos de todo sin saber que el juego activo e imaginativo, con su rudeza y caídas, facilita el desarrollo sensomotor y físico del niño, es una forma natural de prevenir la obesidad y que los recreos también contribuyen a lograr un mejor rendimiento académico de los niños.

El juego activo e imaginativo se caracteriza por ser un recurso creador, tanto en el sentido físico (desarrollo sensorial, motor, muscular, coordinación psicomotriz), como en el mental, con un claro valor social y afectivo, puesto que contribuye a la formación de hábitos de cooperación y ayuda con un carácter motivador.

Según la investigación publicada en la revista The importance of Being PlayfulEducational Leadership en 2003, se demostró que los niños que se encontraban en aulas que apoyaban el juego, no sólo dominaron las destrezas y conceptos de lecto-escritura a un modo más alto sino que también desarrollaron mejores destrezas sociales y de lenguaje, y aprendieron cómo regular sus comportamientos físicos y cognitivos.

¿Quieres saber más sobre la importancia del juego en el aprendizaje? Haz click aquí

Educación Positiva: La clave de la felicidad

Aulas-felices

Como ya vimos en otra ocasión en el post “Educación positiva: El remedio del Siglo XXI”, la educación positiva enseña a inculcar en los niños el optimismo, basándose en que éstos crezcan sintiéndose queridos y felices, consiguiendo así que las cosas nos vayan mejor en la vida.

Los objetivos principales de esta nueva rama de la psicología positiva aplicados en la educación son que los niños y jóvenes sean capaces de desarrollar sus propios aspectos positivos, las fortalezas personales (a las que hicimos referencia en el post anterior) y fomentar al máximo su bienestar presente y futuro.

Ya en la L.O.E se tuvo en cuenta la urgente necesidad de desarrollar las habilidades y capacidades de los alumnos, no sólo las cognitivas, sino también las emocionales, el desarrollo del optimismo, la autonomía e iniciativa personal, aprender a aprender, aprender a ser, etc.

Sí, lo tuvieron presente en la teoría, porque en la práctica, el cambio no se ha producido. El desarrollo de las aulas sigue igual, fomentando los contenidos conceptuales, sin tener en cuenta los procedimentales y actitudinales, con el fin de formar trabajadores para puestos de trabajo en el que les prometen que encontrarán la felicidad, y tristemente, la realidad es otra.

¿Qué nos pasa? ¿Somos incapaces de que nuestros niños y jóvenes sean felices en la escuela?

Si quieres saber cómo hacer que tus hijos sean felices en la escuela, pincha aquí.

Educación positiva: El remedio para el siglo XXI

APRENDER-JUGANDO

Un hecho que durante los últimos meses ha sido punto de las preocupaciones de la sociedad actual, y que comienza a ser noticia, es la prevalencia de la depresión entre los jóvenes, la cual es sorprendentemente alta en todo el mundo. Según algunas estimaciones, la depresión es alrededor de diez veces más común de lo que era hace cincuenta años.

Este hecho junto con el incremento nominal de la felicidad y la  necesidad de un mayor bienestar para la mejora del aprendizaje fueron razones más que suficientes para que el Dr. Martin Seligman, director del Centro de Psicologí­a Positiva de la Universidad de Pennsylvania y fundador de la Psicologí­a Positiva llevara a cabo el desarrollo de  programas que fomentan en las aulas la educación positiva.

¿Qué es la educación positiva?

La educación positiva se podría definir como la educación para las habilidades tradicionales y para la felicidad. Es una rama de la psicología positiva aplicada a la educación basada  en el estudio de las emociones positivas y las fortalezas del carácterque nos enseña cómo inculcar en los niños el optimismo, una saludable actitud que se relaciona con la felicidad y que consigue que realmente las cosas nos vayan mejor en la vida.

El objetivo de la educación positiva es crear en las aulas un ambiente caracterizado por una mayor atención y un pensamiento más positivo y holístico frente a la atención reducida y el pensamiento crítico y analítico del carácter negativo. Para ello es imprescindible que los niños y jóvenes crezcan sintiéndose queridos, estimulando en ellos sentimientos de auto-eficacia y expectativas de éxito.

La pregunta que queremos abordar ahora es:

Libertad en las aulas: Escuela Summerhill

g-twth-summerhill-school-af.preview

En posts anteriores hemos hablado de diversos métodos de innovación y renovación educativa como son el Método Kumon y el Método Waldorf. En esta nueva entrega hablaremos del Método Summerhill, un innovador sistema basado en la educación anti-autoritaria y en la pedagogía libertaria cuya máxima es la felicidad.

Imagino que te estarás preguntando quién es el autor de esta corriente pedagógica basada en unos principios tan interesantes, te lo contamos:

Su historia

neiilAlexander Sutherland Neill, hijo de un maestro de escuela, nació y creció en la localidad escocesa de Fofart en un ambiente familiar conservador con una educación religiosa, estricta y puritana.

El ambiente familiar en el que se crió, su descontento con la pedagogía propia de la escuela convencional y la influencia de psicoanalistas de su época como Homer Lane Wilhelm Reich fueron condicionantes más que suficientes para que, en 1921 Neill creara la escuela Summerhill en la aldea de Leiston, en Suffolk (Inglaterra), escuela de gran repercusión en España que, a pesar de los múltiples intentos de cierre, sigue funcionando.

Tras conocer su historia, hemos investigado un poco más para descubrir qué  hace de esta escuela un lugar único.

Principios educativos de Summerhill

– El amor y el respeto eran las bases de la convivencia.

– La autorregulación a través del autogobierno, concepto que recoge de W.Reich y Homer Lane, basado en que es el propio niño quien debe determinarse así mismo como individuo. Un niño autorregulado es aquél al que se le deja en total libertad.

– La libertad. Según Neill, todos deben ser libres, entendiendo la libertad como una construcción colectiva.

La libertad no acaba cuando comienza la del otro, como defendían los iluministas, sino que la libertad precisa que todos sean libres para existir. A.S Neill, fundó la escuela con el convencimiento de que “un niño debe vivir su propia vida, no una vida que sus padres quieren que viva, no una vida decidida por un educador que supone saber lo que es mejor para el niño“.

Muy interesante ¿verdad?. Si quieres saber un poco más sobre sus principios educativos y las características de esta metodología, pincha aquí