¿Ayuda o no repetir curso?

El curso pasado estaba en clase trabajando con una alumna de cuarto curso que había salido a apoyo y se había perdido parte de la explicación.

Tras varias explicaciones la pequeña no conseguía entenderlo. Intenté explicarlo de otra manera, pero continuaba sin comprender el concepto. Además era la hora de salir al patio.

Comencé a hablar con la profesora y me contó que la niña tenía un gran desfase curricular, de al menos dos o tres cursos. Tenía problemas aún con las sumas y las restas luego los conceptos de la multiplicación y la división quedaban aún muy lejos de su comprensión. Acto seguido le pregunté por qué la niña no había repetido curso y me contestó que en los Estados Unidos, no sabía si en todas las escuelas pero al menos en sí en la mía, no se podía repetir curso porque supone más desventajas que ventajas para el niño.

A raíz de ahí me pregunté cuáles son las ventajas y desventajas de repetir curso.

DESVENTAJAS DE REPETIR

Cuando nos centramos en las desventajas de repetir hay que tener en cuenta dos aspectos: Cómo afecta al alumno y el aspecto económico que repetir supone.

Atendiendo al alumno repetir, una de las principales desventajas es la pérdida de la posición entres sus pares.

Repetir curso significa dejar de ir con los compañeros de la misma edad con los que el alumno se ha relacionado en cursos anteriores para estar en clase con compañeros más pequeños que ya tienen sus grupos establecidos y con los que el alumno repetidor no había interactuado previamente.

Volver a presenciar los mismo contenidos del año pasado, lo que puede desembocar en una falta de interés.

Si atendemos al punto de vista económico, según un estudio publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) repetir curso es contraproducente y muy caro, lo que eleva el gasto educativo en nuestro país al menos un 10% al tener que financiar un año suplementario la formación de los alumnos repetidores y por retrasar su salida al mercado laboral.

Remitiéndome a este mismo estudio, aquellos países que tienen más arraigada la repetición escolar, como pueden ser Francia, Portugal o España tienen un mayor índice de fracaso escolar, sin embargo, aquellos países como Noruega, Reino Unido y Finlandia donde la promoción automática de curso es la práctica habitual durante la educación obligatoria apenas muestran fracaso.

VENTAJAS DE REPETIR

El hecho de repetir curso puede ayudar al alumno repetidor a afianzar los conocimientos y objetivos mínimos que no alcanzó el primer año y nos podrá decir si el problema es la falta de capacidad para comprender los contenidos o la falta de interés por aprenderlos.

Ante todo, lo que nunca debemos hacer es infravalorar al alumno ni etiquetarle como mal estudiante ya que la culpa no es suya, la repetición es resultado de un problema que ni la Administración, profesores ni padres supieron ver al principio.

Debemos motivar al alumno y ayudarle en todo lo que podamos, tanto padres como profesores, para que vea la repetición como una oportunidad de seguir aprendiendo y reforzando y no como un castigo.

Y tú, ¿estás a favor o en contra de repetir?

Anuncios

Castilla, muda e invisible.

Ya es viernes. Ayer fui día festivo así que la semana no ha sido tan dura.

¿Ya habéis puesto vuestro nuevo libro en la estantería? ¿La rosa en agua?

¿Los que fuisteis a Villalar tenéis mucha resaca? ¿Los pies cansados de bailar jotas? ¿La cara bronceada por el sol de las tierras de Castilla?

Flag_of_Castile_and_León.svgMuchos al leer este post os estaréis preguntando a qué me refiero con estas cuestiones. Os aclaro: Resulta que ayer, 23 de abril fue el día de Castilla y Léon, sí, esa región situada en la parte norte de la meseta de la Península Ibérica, con mayor extensión territorial, formada por 9 provincias y más de dos millones y medio de personas. ¿Te empieza a sonar?

Pues sí, ayer fue nuestro día, pero dudo mucho de que más allá de los castellano-leoneses o amigos de éstos lo sepan.

Todos los telediarios, año tras año, se vuelcan con las distintas ferias del libro, firmas de libros de los escritores más renombrados y las toneladas de rosas que se han vendido en Cataluña con motivo del día de Saint Jordi, miles de personas paseando por Las Ramblas con una rosa en una mano y un libro en la otra.

Como mucho el telediario de la TVE de 13-14h habrá dedicado un pequeño reportaje a esta comunidad que hoy celebra su día.

¿Y por qué hoy? Pues porque un 23 de abril de 1521 los comuneros Juan Bravo, 350px-Los_Comuneros_de_Castilla_en_el_PatíbuloJuan Padilla y Francisco Maldonado fueron decapitados por ser los propulsores del levantamiento de las Comunidades (en Castilla) ante las nuevas (e injustas) normativas establecidas por Carlos I de España y V de Alemania y su corte procedente de Flandes (no pongas esa cara que es historia de tu país).

Pues bien, estos señores fueron ajusticiados en la plaza mayor de la localidad vallisoletana de Villalar de los Comuneros. Y esta fue la última vez que Castilla se levantó en contra de las injusticias.

Si nos fijamos en los motivos del levantamiento podremos encontrar notables similitudes con la situación actual (e insostenible) del país. El pueblo descontento con las medidas que imponen los de arriba.

Una vez escuché que estudiar historia sirve para aprender aquello que aconteció y no volverlo a repetir.

Puede que nuestro desconocimiento en historia y cultura nos esté pasando factura.

Me vais a dejar concluir esta opinión con las siguientes líneas:

Tú, tierra de “España”, muy desgraciada y maldita eres al sufrir que un tan noble reino como eres, sea gobernado por quienes no te tienen amor

Fracaso escolar: una asignatura pendiente (II)

coeducaci+¦n

Como ya vimos en el post anterior sobre el fracaso escolar en España, el origen de éste tiene numerosos factores, uno de ellos, el que vamos a tratar a continuación, es el referido al género. Dado que este factor es muy amplio, lo iremos abordando punto por punto.

Historia de la educación

La Historia de la educación, respecto a este tema ha dado un giro de 180 grados. Antes, eran las niñas las que se encontraban vetadas de educación, y hoy son los niños los que no se interesan por la misma. Hoy en día, en un sistema educativo como el que tenemos en España, con un currículo básico común, donde tanto niños como niñas reciben las mismas materias, conviven en las mismas aulas y tratan los mismos temas a la vez, con un profesorado con formación inicial similar y permanente, con recursos y organizaciones escolares similares en la mayoría de los centros educativos y con entornos sociales, económicos y culturales no muy dispares, ambos sexos deberían obtener los resultados mínimos exigibles, y sin embargo no es así.

¿Qué sucede? ¿Por qué los chicos son más propensos al fracaso escolar?

Muchos son los datos y cifras que hablan por sí solos en cuanto al fracaso escolar entre chicos y chicas se refiere. Sólo por citar algunos:

– La probabilidad de repetir es diez puntos mayor entre los chicos que entre las chicas.

– La probabilidad de que los chicos no lleguen al título posterior a la ESO es ocho puntos mayor.

– El porcentaje de licenciaturas universitarias conseguido por mujeres se sitúa en torno al 61%.

Incluso especialistas en Educación como Antonio Matamala, pedagogo y director de Bachillerato del colegio Liceo de Madrid afirma que “las chicas lo hacen ya mejor en los primeros años de escolarización y ese rendimiento diferencial superior se mantiene, con altibajos, a lo largo del recorrido educativo hasta desembocar en la Universidad”.

Al llegar aquí nos preguntamos:

¿Cuáles son las causas del fracaso masculino?

Algunas de las respuestas que encontramos son que el abandono masculino del sistema educativo está más ligado a la incorporación al mercado de laboral que el femenino. Otra respuesta, quizás la más razonable puede ser que el proceso de desarrollo durante la pubertad favorece el mantenimiento de la disciplina, atención y el orden de trabajo entre las chicas en mucha mayor medida que entre los chicos, de ahí los bajos y negativos resultados de éstos.

Si quieres seguir leyendo haz click aquí

Fracaso escolar en España, una asignatura pendiente.

Fracaso-escolar

Si de algo puede estar orgulloso el Sistema Educativo Español (de ahora en adelante S.E) es del aumento del número de alumnos escolarizados, tanto en la enseñanza obligatoria como en la postobligatoria, alcanzando en 2010 la tasa más alta de la Historia, con7.747.253 alumnos.

Sin embargo, y desafortunadamente, este aumento de la escolarización de los alumnos en España, ha ido acompañado por un aumento del fracaso escolar hasta alcanzar un porcentaje del 31,2%, siendo España el segundo país con mayor fracaso escolar de la Unión Europea.

¿Qué es el fracaso escolar?

Se trata de una pregunta con múltiples y diversas respuestas ya que es un término que aún necesita ser definido con mayor propiedad y de forma más extensa. La forma de fracaso escolar que todos conocemos y a la que más frecuentemente nos referimos, es a la más radical y extrema de todas: el abandono escolar.

El abandono escolar se produce cuando un alumno, incapaz de alcanzar los objetivos mínimos establecidos por el currículo, y tras haberlo intentado, abandona el S.E sin el correspondiente graduado, siendo catalogado por la sociedad como “fracasado”.

A pesar de que cuando hablamos de fracaso escolar enseguida nos centramos en la ESO (Educación Secundaria Obligatoria), donde las tasas de repeticiones, retraso y abandono son tan elevadas que asustan, éste tiene sus orígenes en etapas mucho más tempranas.

Si quieres seguir leyendo pincha aquí.

Primeros Auxilios, asignatura pendiente.

Hace unos días estaba en clase preparando materiales mientras la profesora daba la explicación de matemáticas cuando de repente una niña comenzó a toser, cada vez más fuerte. Tenía arcadas y parecía que le costaba respirar.

Rápidamente me levanté y fui hacia ella, le pregunté si se había tragado algo, si podía respirar, a lo que la niña no respondió, sólo buscaba aire. Otro profesor que afortunadamente se encontraba en el aula se fue con la alumna al pasillo.

Al rato la niña volvió. Todo había quedado en un susto pero, ¿y si no hubiera sido así?

En ese momento me di cuenta de que de haber sido algo más grave no habría sabido cómo socorrer a la pequeña y… ¿por qué?

Falta de formación

Los niños están expuestos a mil peligros que no podemos evitar. Aún están explorando el mundo que les rodea con una curiosidad asombrosa y los accidentes están ahí. Una caída, un corte, una rotura de hueso, desmayos, convulsiones y una larga lista de problemas al que probablemente algún día nos tengamos que enfrentar y desgraciadamente, muchos no estamos preparados.

Los maestros de E.I y E.P, donde los accidentes son más probables, no recibimos apenas formación de Primeros Auxilios a lo largo de de los 4 años del Grado o por lo menos yo no he recibido ninguna.

La única (y escasa) formación que se da al menos en Educación Primaria es en la especialidad de Educación Física en una asignatura cuatrimestral que se llama “Educación Física y Salud” en la que uno de los bloques está dedicado a primeros auxilios. Por lo que me han contado (esa asignatura no la cursé en España) el profesor no le dio mucha importancia al bloque porque dio por hecho que la mayoría ya lo sabía pero… ¿cuántos de vosotros sabríais hacer una RCP correctamente? ¿Cuántos de vosotros sabríais cómo actuar ante un atragantamiento? ¿Sabríais hacer la maniobra de Heimlich?

Desgraciadamente yo contestaría que no, que no sabría cómo actuar.

Y esta asignatura sólo está en la especialidad de Educación Física, en el resto, poco o nada.

Parece mentira que trabajando con niños, los seres más imprevisibles del mundo, no haya una asignatura en la carrera (lo que supone formación a parte) que nos forme en este tipo de problemas.

No sólo se debería formar a los maestros y profesores sino también a los alumnos. A lo largo de mi paso por el Sistema Educativo tuve como mucho un par de clases de Educación Vial en primaria y un par de clases de Primeros Auxilios en primero de bachillerato impartidas por Cruz Roja, gracias al empeño e interés del profesor porque los conociéramos.

Soluciones

Investigando un poco sobre este tema descubrí EdCivEmerg, un proyecto creado por un EdCivEmerggrupo de ciudadanos, profesionales de los Servicios de Emergencias (tanto asalariados como voluntarios) y tuiteros, preocupados por la necesidad de profundizar en la formación en Primeros Auxilios y Emergencias de nuestros jóvenes, (puesto que este conocimiento no se contempla en los actuales currículos escolares) que tienen como objetivo conseguir que todos los ciudadanos adquieran conocimientos básicos en materia de protección civil, que les permitan autoprotegerse y saber cómo desenvolverse ante una situación crítica mientras esperan  la llegada de los Servicios de Emergencias.

Uno de los logros conseguidos por EdCivEmerg ha sido la incorporación de su programa en el currículo escolar de Madrid de forma íntegra.

Un gran proyecto que permitirá a nuestros jóvenes formarse en hábitos de prevención de riesgos, seguridad personal, conocimiento y técnicas básicas de primeros auxilios y conocer medidas de prevención y autoprotección ante emergencias y catástrofes, entre otras.

Como podéis ver, a grandes problemas, grandes soluciones porque como dice EdCivEmerg:

“Los niños de hoy pueden salvar una vida mañana”

Meterse con magisterio, falta de educación.

Hace unos días hubo en Twitter una batalla comenzada por estudiantes de ingeniería en la que el objetivo principal era meterse con la relativa facilidad de la carrera de Magisterio y por tanto con todos aquellos que la han estudiad y la estudian.

Me dije a mi misma que no debía de escribir sobre ello pero es que me indigna tanto que no lo he podido evitar.

No entiendo por qué este afán de meterse con las diferentes carreras y sobre todo con la de magisterio. No sé si es que no les gusta que la estudiemos, nos tienen asco o envidia.

El caso es que esto ingenieros, bajo el hashtag #UnidosVsMagisterio comenzaron a ridiculizar la carrera por su sencillez calificándola como un grado medio y con el típico “magisterio es pinta y colorea”. Los magisterios, ni cortos ni perezosos comenzaron a defender su profesión con los argumentos de siempre “seremos los profesores de vuestro hijos” y un largo etc.

twitter

Twitter se convirtió en una batalla pueril en la que sólo les faltó cantar:

“con la A os vamos a ganar, con la E vais a perder”.

Lo peor de todo es que no ha sido la primera (varias veces ha ocurrido en la cuenta de @INFORMER_uva-or) ni será la última.

¿Para qué nos vamos a engañar? Magisterio es una carrera sencilla. No tiene esos tochos llenos de palabras que después olvidarán como medicina, ingeniería o fisioterapia, por citar algunas.

Sin embargo, el que magisterio tenga menos que estudiar no la hace una carrera inferior al resto.

Desde mi punto de vista, la raíz del problema se encuentra en que estas personas que se meten con magisterio han sido educadas en un sistema educativo tradicional en el que lo que prima es que los estudiantes aprendan de memoria todos los apuntes para vomitarlos en el examen de turno y olvidarlos después. Un sistema de “aprendizaje” pasivo y no significativo, es decir, que no se han producido conexiones con lo que ya se sabía y lo nuevo que se ha aprendido.

En el blog de Manuel Fernández Navas, donde leí la noticia podéis encontrar ejemplos de la ineficacia de estudiarse esos tochos de memoria.

No queridos, ninguna carrera es mejor o peor que otra por mucho que os esforcéis en defenderlo. Si estas carreras existen es porque son demandadas y por tanto necesarias.

Otro apartado de esta particular pelea en las RRSS es que estas personas se toman la libertad de decirnos cómo tenemos que hacer el trabajo para el que nos hemos estado formando 4 años y toda la vida. ¡Qué atrevida es la ignorancia!

Yo no le digo a un arquitecto cómo tiene que diseñar un puente o a un médico cómo hacer un trasplante, primero porque sería muy impertinente y segundo porque no tengo ni idea.

Es por esto que os imploro que no habléis de lo que no sabéis y si queréis hablar, informaros un poco.

En cuanto a lo de pinta y colorea… sí. En magisterio hacemos trabajos que exigen pintar ycolorear1 colorear e incluso recortar. ¿Sabéis por qué? Porque trabajamos con niños y porque pintar fomenta la mejora de la motricidad fina, la creatividad e imaginación, es una forma más de expresarse, y de las más antiguas además, hasta en Altamira pintaban.

Este tipo de actividades son necesarias en un colegio al igual que la música y la Educación Física. Son materias que ayudan a los alumnos a expresarse, aprender y desarrollarse. Son necesarias e imprescindibles y por eso nos formamos en ellas.

¿Os podéis imaginar un colegio sin colores? ¿Sin juegos ni música? Sería realmente aburrido y siento deciros que inimaginable.

Para acabar decir a estos ingenieros que despreciar magisterio es despreciar a los profesores y la educación, el arma más poderosa para mejorar el mundo y que si muchos compañeros de profesión de conocido renombre la defienden, será por algo, ¿no?