¡Comienzan las extraescolares!

Septiembre, un mes especial para todos los niños y los no tan niños… ¡Comienza la vuelta al cole!

Ahora llega octubre y no sólo es especial por el otoño, también por el comienzo de las clases extraescolares.

Desde el retorno a las aulas son muchas las posibilidades que se ofertan: deportes, idiomas, manualidades, informática, teatro, y un sin fin de ellas. Múltiples son los motivos para apuntar a los hijos, pero lo que debemos tener claro es que nunca debemos verlas como una actividad en la que mantener ocupado al niño es lo que salimos de trabajar. Tenemos que ver estas actividades como un espacio de aprendizaje, de motivación y diversión, con múltiples beneficios y no como una prolongación del horario escolar.

Actividades extraescolares pozuelo

Como profes y monitores de las actividades extraescolares debemos ser conscientes de que muchos niños y niñas pasan hasta 10 horas diarias en el centro. Primero en madrugadores, el horario lectivo, a continuación el comedor y una o dos clases complementarias. Nuestra labor es intentar hacer de estas actividades momentos a los que los niños quieran ir. Espacios amenos en los que relacionarse con los compañeros desde otro ámbito que no sea únicamente el académico, donde primen los aprendizajes y no los resultados, donde el alumno y profesor compartan experiencias y haya un aprendizaje recíproco. Que se trata de que aprendamos y nos formemos todos.

Olvidémonos de la monotonía de lluvía tras los cristales de Machado y potenciemos unas extraescolares a las que estemos deseando ir.

Porque, aunque la enseñanza sea no reglada, la ilusión sigue siendo la misma.

Anuncios

Educación Positiva: La importancia de aprender jugando

slide_eduskopia1-e1375803351227

Como hemos visto en posts anteriores sobre la Educación Positiva, el aprendizaje de los niños se ve más efectivo cuando éstos son felices, de eso no cabe la menor duda.

Si nos fijamos, el momento en que los niños son más felices es cuando están jugando, por tanto, no es de extrañar la relación existente entre el juego y el aprendizaje, sobre todo en la primera infancia.

A pesar de que los educadores siempre han considerado importante el juego en las clases, las crecidas demandas por la responsabilidad del docente y los resultados medibles están empujando el juego a la periferia del currículo.

Lo mismo pasa en las familias. Muchos son los padres que no dedican tiempo a jugar con sus hijos o que prefieren apartar o limitar el juego con el afán de protegerlos de todo sin saber que el juego activo e imaginativo, con su rudeza y caídas, facilita el desarrollo sensomotor y físico del niño, es una forma natural de prevenir la obesidad y que los recreos también contribuyen a lograr un mejor rendimiento académico de los niños.

El juego activo e imaginativo se caracteriza por ser un recurso creador, tanto en el sentido físico (desarrollo sensorial, motor, muscular, coordinación psicomotriz), como en el mental, con un claro valor social y afectivo, puesto que contribuye a la formación de hábitos de cooperación y ayuda con un carácter motivador.

Según la investigación publicada en la revista The importance of Being PlayfulEducational Leadership en 2003, se demostró que los niños que se encontraban en aulas que apoyaban el juego, no sólo dominaron las destrezas y conceptos de lecto-escritura a un modo más alto sino que también desarrollaron mejores destrezas sociales y de lenguaje, y aprendieron cómo regular sus comportamientos físicos y cognitivos.

¿Quieres saber más sobre la importancia del juego en el aprendizaje? Haz click aquí

Educación positiva: El remedio para el siglo XXI

APRENDER-JUGANDO

Un hecho que durante los últimos meses ha sido punto de las preocupaciones de la sociedad actual, y que comienza a ser noticia, es la prevalencia de la depresión entre los jóvenes, la cual es sorprendentemente alta en todo el mundo. Según algunas estimaciones, la depresión es alrededor de diez veces más común de lo que era hace cincuenta años.

Este hecho junto con el incremento nominal de la felicidad y la  necesidad de un mayor bienestar para la mejora del aprendizaje fueron razones más que suficientes para que el Dr. Martin Seligman, director del Centro de Psicologí­a Positiva de la Universidad de Pennsylvania y fundador de la Psicologí­a Positiva llevara a cabo el desarrollo de  programas que fomentan en las aulas la educación positiva.

¿Qué es la educación positiva?

La educación positiva se podría definir como la educación para las habilidades tradicionales y para la felicidad. Es una rama de la psicología positiva aplicada a la educación basada  en el estudio de las emociones positivas y las fortalezas del carácterque nos enseña cómo inculcar en los niños el optimismo, una saludable actitud que se relaciona con la felicidad y que consigue que realmente las cosas nos vayan mejor en la vida.

El objetivo de la educación positiva es crear en las aulas un ambiente caracterizado por una mayor atención y un pensamiento más positivo y holístico frente a la atención reducida y el pensamiento crítico y analítico del carácter negativo. Para ello es imprescindible que los niños y jóvenes crezcan sintiéndose queridos, estimulando en ellos sentimientos de auto-eficacia y expectativas de éxito.

La pregunta que queremos abordar ahora es:

Libertad en las aulas: Escuela Summerhill

g-twth-summerhill-school-af.preview

En posts anteriores hemos hablado de diversos métodos de innovación y renovación educativa como son el Método Kumon y el Método Waldorf. En esta nueva entrega hablaremos del Método Summerhill, un innovador sistema basado en la educación anti-autoritaria y en la pedagogía libertaria cuya máxima es la felicidad.

Imagino que te estarás preguntando quién es el autor de esta corriente pedagógica basada en unos principios tan interesantes, te lo contamos:

Su historia

neiilAlexander Sutherland Neill, hijo de un maestro de escuela, nació y creció en la localidad escocesa de Fofart en un ambiente familiar conservador con una educación religiosa, estricta y puritana.

El ambiente familiar en el que se crió, su descontento con la pedagogía propia de la escuela convencional y la influencia de psicoanalistas de su época como Homer Lane Wilhelm Reich fueron condicionantes más que suficientes para que, en 1921 Neill creara la escuela Summerhill en la aldea de Leiston, en Suffolk (Inglaterra), escuela de gran repercusión en España que, a pesar de los múltiples intentos de cierre, sigue funcionando.

Tras conocer su historia, hemos investigado un poco más para descubrir qué  hace de esta escuela un lugar único.

Principios educativos de Summerhill

– El amor y el respeto eran las bases de la convivencia.

– La autorregulación a través del autogobierno, concepto que recoge de W.Reich y Homer Lane, basado en que es el propio niño quien debe determinarse así mismo como individuo. Un niño autorregulado es aquél al que se le deja en total libertad.

– La libertad. Según Neill, todos deben ser libres, entendiendo la libertad como una construcción colectiva.

La libertad no acaba cuando comienza la del otro, como defendían los iluministas, sino que la libertad precisa que todos sean libres para existir. A.S Neill, fundó la escuela con el convencimiento de que “un niño debe vivir su propia vida, no una vida que sus padres quieren que viva, no una vida decidida por un educador que supone saber lo que es mejor para el niño“.

Muy interesante ¿verdad?. Si quieres saber un poco más sobre sus principios educativos y las características de esta metodología, pincha aquí

Innovación Educativa: Método Kumon

Ahora que, tras las vacaciones de Navidad volvemos a clase, muchos serán los estudiantes que empiecen a desesperar sólo de pensar en las temidas matemáticas. Y es que, ¿a quién no le han dado más de un quebradero de cabeza?

Las matemáticas son una de las asignaturas con más importancia a lo largo del sistema educativo de cualquier país, junto con el lenguaje. A pesar de su importancia, y de que sea una de las asignaturas más valoradas en los informe PISA, la metodología para enseñarlas sigue siendo la misma, aun cuando los resultados no son eficaces.

Pronto, miles de academias se llenarán de nuevos alumnos que acuden a clases extraescolares para poder aprobar la dichosa asignatura. Academias donde la metodología a seguir es la misma que en los centros.

Algo así debió de pensar  Toru Kumon, profesor de matemáticas japonés, cuando en 1954 inventó el método Kumon.

El origen del Método Kumon

El origen de este método surgió con un hecho común en cualquier familia: Una madre encuentra en el  bolsillo de su hijo un examen de matemáticas con nota baja.

A partir de aquí, Toru Kumon dedicó  media hora todas las noches después de venir de descarga (1)trabajar a preparar ejercicios de matemáticas para que su hijo los resolviese de forma independiente, ya que, este profesor de matemáticas japonés pensaba que: “El verdadero papel de un  educador es ayudar a que cada niño desarrolle su potencial al máximo y, para que eso suceda, es importante que los niños aprendan por ellos mismos y no que otra persona les enseñe

Pronto Takeshi Kumon, hijo de Toru Kumon, empezó a obtener rápidos progresos y su padre decidió abrir un centro de estudios de matemáticas en su casa.

Tal fue el éxito que Toru Kumon dio un paso más y comenzó a abrir más centros de estudio para aplicar su teoría.

¿Te parece interesante este método? ¿Quieres seguir leyendo? Pincha aquí