¿Ayuda o no repetir curso?

El curso pasado estaba en clase trabajando con una alumna de cuarto curso que había salido a apoyo y se había perdido parte de la explicación.

Tras varias explicaciones la pequeña no conseguía entenderlo. Intenté explicarlo de otra manera, pero continuaba sin comprender el concepto. Además era la hora de salir al patio.

Comencé a hablar con la profesora y me contó que la niña tenía un gran desfase curricular, de al menos dos o tres cursos. Tenía problemas aún con las sumas y las restas luego los conceptos de la multiplicación y la división quedaban aún muy lejos de su comprensión. Acto seguido le pregunté por qué la niña no había repetido curso y me contestó que en los Estados Unidos, no sabía si en todas las escuelas pero al menos en sí en la mía, no se podía repetir curso porque supone más desventajas que ventajas para el niño.

A raíz de ahí me pregunté cuáles son las ventajas y desventajas de repetir curso.

DESVENTAJAS DE REPETIR

Cuando nos centramos en las desventajas de repetir hay que tener en cuenta dos aspectos: Cómo afecta al alumno y el aspecto económico que repetir supone.

Atendiendo al alumno repetir, una de las principales desventajas es la pérdida de la posición entres sus pares.

Repetir curso significa dejar de ir con los compañeros de la misma edad con los que el alumno se ha relacionado en cursos anteriores para estar en clase con compañeros más pequeños que ya tienen sus grupos establecidos y con los que el alumno repetidor no había interactuado previamente.

Volver a presenciar los mismo contenidos del año pasado, lo que puede desembocar en una falta de interés.

Si atendemos al punto de vista económico, según un estudio publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) repetir curso es contraproducente y muy caro, lo que eleva el gasto educativo en nuestro país al menos un 10% al tener que financiar un año suplementario la formación de los alumnos repetidores y por retrasar su salida al mercado laboral.

Remitiéndome a este mismo estudio, aquellos países que tienen más arraigada la repetición escolar, como pueden ser Francia, Portugal o España tienen un mayor índice de fracaso escolar, sin embargo, aquellos países como Noruega, Reino Unido y Finlandia donde la promoción automática de curso es la práctica habitual durante la educación obligatoria apenas muestran fracaso.

VENTAJAS DE REPETIR

El hecho de repetir curso puede ayudar al alumno repetidor a afianzar los conocimientos y objetivos mínimos que no alcanzó el primer año y nos podrá decir si el problema es la falta de capacidad para comprender los contenidos o la falta de interés por aprenderlos.

Ante todo, lo que nunca debemos hacer es infravalorar al alumno ni etiquetarle como mal estudiante ya que la culpa no es suya, la repetición es resultado de un problema que ni la Administración, profesores ni padres supieron ver al principio.

Debemos motivar al alumno y ayudarle en todo lo que podamos, tanto padres como profesores, para que vea la repetición como una oportunidad de seguir aprendiendo y reforzando y no como un castigo.

Y tú, ¿estás a favor o en contra de repetir?

Anuncios

Fracaso escolar: una asignatura pendiente (II)

coeducaci+¦n

Como ya vimos en el post anterior sobre el fracaso escolar en España, el origen de éste tiene numerosos factores, uno de ellos, el que vamos a tratar a continuación, es el referido al género. Dado que este factor es muy amplio, lo iremos abordando punto por punto.

Historia de la educación

La Historia de la educación, respecto a este tema ha dado un giro de 180 grados. Antes, eran las niñas las que se encontraban vetadas de educación, y hoy son los niños los que no se interesan por la misma. Hoy en día, en un sistema educativo como el que tenemos en España, con un currículo básico común, donde tanto niños como niñas reciben las mismas materias, conviven en las mismas aulas y tratan los mismos temas a la vez, con un profesorado con formación inicial similar y permanente, con recursos y organizaciones escolares similares en la mayoría de los centros educativos y con entornos sociales, económicos y culturales no muy dispares, ambos sexos deberían obtener los resultados mínimos exigibles, y sin embargo no es así.

¿Qué sucede? ¿Por qué los chicos son más propensos al fracaso escolar?

Muchos son los datos y cifras que hablan por sí solos en cuanto al fracaso escolar entre chicos y chicas se refiere. Sólo por citar algunos:

– La probabilidad de repetir es diez puntos mayor entre los chicos que entre las chicas.

– La probabilidad de que los chicos no lleguen al título posterior a la ESO es ocho puntos mayor.

– El porcentaje de licenciaturas universitarias conseguido por mujeres se sitúa en torno al 61%.

Incluso especialistas en Educación como Antonio Matamala, pedagogo y director de Bachillerato del colegio Liceo de Madrid afirma que “las chicas lo hacen ya mejor en los primeros años de escolarización y ese rendimiento diferencial superior se mantiene, con altibajos, a lo largo del recorrido educativo hasta desembocar en la Universidad”.

Al llegar aquí nos preguntamos:

¿Cuáles son las causas del fracaso masculino?

Algunas de las respuestas que encontramos son que el abandono masculino del sistema educativo está más ligado a la incorporación al mercado de laboral que el femenino. Otra respuesta, quizás la más razonable puede ser que el proceso de desarrollo durante la pubertad favorece el mantenimiento de la disciplina, atención y el orden de trabajo entre las chicas en mucha mayor medida que entre los chicos, de ahí los bajos y negativos resultados de éstos.

Si quieres seguir leyendo haz click aquí

¡Qué mal comportamiento!

En cualquier clase, y ahora más que nunca, resulta casi imposible no encontrarse con un alumno o dos o más (por lo general más) con mal comportamiento, con conducta disruptiva, entendida como una conducta inapropiada que no se ajusta a las normas socialmente apropiadas.

Algunos ejemplos de estas conductas pueden ser:

– No obedecer las indicaciones del profesor.

– Hablar a destiempo, interrumpiendo las explicaciones y el ritmo normal de la clase.

– Levantarse de la silla cuando le viene en gana.

– No respetar las normas de convivencia, lo que supone conflictos con sus compañeros.

– Faltar al respeto al profesor.

– Negarse a trabajar con sus compañeros.

Ante estas actitudes del alumnado, la Psicología del Aprendizaje ha constituido un arma fundamental desde la que se desarrollan las Técnicas de Modificación de la Conducta.

¿Qué son las Técnicas de Modificación de la Conducta?

Se entiende por técnica de modificación de la conducta cualquier actividad que se realiza con un alumno o un grupo de ellos para tratar una serie de comportamientos disruptivos, y que, interfieren en el aprendizaje individual o colectivo del aula, y, por lo tanto, en el aprendizaje grupal.

Tipos de Técnicas de Modificación de la Conducta

Existen diferentes técnicas para la modificación de la conducta, las cuales podemos categorizar en: Técnicas de Refuerzo y Técnicas de Castigo.

TÉCNICAS DE REFUERZO

  • Imitación

Una de las técnicas para aprender varias conductas es la de imitación de aquellas conductas que se quieren adquirir.

Existen cinco categorías o modelos mediante los cuales opera el proceso de imitación:

    – Diseño de dependencia del compañero

    – Estudios de identificación.

    – Modelo de aprendizaje sin ensayo.

    – Modelo de coaprendizaje.

    – Condicionamiento vicario clásico.imitación

  • Refuerzo Positivo

Se utiliza para adquirir conductas, reforzando la conducta que deseamos establecer. Para ellos debemos ir reforzando dicha conducta, con unas consecuencias agradables para el alumno. Con esto conseguiremos que se fortalezca la relación entre la respuesta y las consecuencias consiguiendo aumentar la frecuencia de la aparición de las mismas.

  • Moldeamiento

Esta técnica consiste en reforzar sistemáticamente cada pequeño paso o aproximación a la conducta que queremos conseguir. Una vez conseguida esta conducta se deberán disminuir los refuerzos a los pequeños paso obtenidos y pasar a un reforzamiento intermitente de la conducta total y definitiva.

  • Contrato de conducta

Consiste en un contrato entre la persona que tiene un problema de conducta y otra/s persona/s, en el que se especifican las conductas que se esperan y las consecuencias positivas y negativas de sus realización o no.

  • Economía de fichas

La técnica consiste en establecer un sistema de refuerzo mediante la utilización de unas pequeñas fichas o tarjetas para premiar o eliminar las conductas que se quieren establecer.

TÉCNICAS DE CASTIGO

El castigo consiste en aplicar consecuencias desagradables a la realización con una conducta inadecuada.

  • Extinción

Consiste en dejar de reforzar una conducta desadaptada que precisamente se mantiene por ese refuerzo.castigado

  • Tiempo fuera

La definición más concisa es: “Retirar a la persona de una situación reforzante“. Consiste en separar al sujeto nada más ocurrir la conducta anómala del lugar donde ésta se ha producido.

El tiempo fuera se ha de explicar y mantenerse, debemos ser firmes,

  • Costo respuesta o Castigo Negativo

El proceso consiste en retirar un reforzador (fichas, dinero, actividades agradables, etc…) que la persona ha adquirido previamente, cuando realiza una conducta inadecuada.

La retirada debe ser proporcionada, en función de la conducta inadecuada.

  • Control Estimular

Esta técnica se basa en la restricción de los estímulos provocadores de conductas-problema y también la instauración de estímulos cuya presencia favorezca el aumento de una conducta que se desea incrementar.

Debemos tener en cuenta las características del aula, nuestra conducta como docentes y la conducta de otros compañeros.

Sin embargo, los castigos habría que utilizarlos como última opción para la modificación de la conducta ya que

los castigos se incumplen con relativa facilidad, y en algunos casos, no contribuyen a la reforma o a la recuperación de quienes infringen las reglas y causan perjuicios, sino que, contrariamente, contribuyen al desarrollo de una sofisticada moral que todo lo justifica y de una cultura de la trampa que todo lo invade (Vinyamata, 2003).

Ya sabemos unas cuántas técnicas para modificar de forma adecuada la conducta inapropiada de nuestros alumnos, ahora bien, es de suma importancia conocer previamente cuáles son los motivos por los cuáles el alumno o alumna se comporta de esa manera.

Es que me da vergüenza

Hace unas semanas estaba dando clases particulares de sintaxis a una alumna de 4º de la E.S.O. Durante una de las clases nos surgió a ambas una duda y al no encontrar la respuesta le dije que se la preguntara a su profesora del instituto.

A la semana siguiente le pregunté si su profesora le había resuelto la duda, a lo que me respondió que no le había preguntado nada. Tras indagar un poco me confesó que le daba vergüenza preguntar en clase.

He aquí otro gran problema del sistema educativo. A los alumnos, sobre todo en los cursos superiores (3º y 4º de la ESO y 1º y 2º de Bach) les da vergüenza preguntar las dudas en clase.

¿Los motivos? Basándome en mi experiencia personal, tanto como docente como alumna pueden ser muchas:

  • Los alumnos pueden pensar que al tener dudas están demostrando que no son tan inteligentes como los demás, que no preguntan nada (aunque eso no quiere decir que no las tengan).
  • Los alumnos de 3º y 4º de la ESO, principalmente, se encuentran en una edad complicada (que todos hemos pasado y que no es para tanto) donde ser popular y aceptado por los demás es lo que prima y, por tanto, hacer preguntas en clase supone ser un empollón o el pelota de la clase, la mano derecha del profesor quien, desgraciadamente, es visto como un enemigo y no como un aliado.
  • Es posible que les de vergüenza e incluso miedo preguntar porque el profesor se enfade y grite al tener que explicar lo mismo por cuarta vez.

Ahora bien, aunque a veces lo olvidamos, hay materias complicadas de entender (que le pregunten al profesor de matemáticas) y de explicar. Cada alumno es un mundo y no todos tienen la misma facilidad (o dificultad) para entender las cosas. i_hate_my_teacher_mediano

Además, muchas veces los profesores olvidamos que quizás no sea que al niño le cueste, sino que somos nosotros los que no nos expresamos con la claridad que creemos.

También hay casos en los que alumnos, que no han parado de hablar durante toda la clase (no habiéndose enterado de nada), preguntan algo que ya se ha explicado, lo que provoca (con toda la razón) el enfado del profesor y puede generar el miedo o vergüenza comentados anteriormente.

Estos son algunos de los motivos por los que al alumnado le da vergüenza preguntar, lo que genera alumnos que son un manojo de dudas y desconocimientos.

Para evitar esto, tenemos que ser los propios docentes quienes les alentemos a preguntar aquello que no han entendido o que no hemos explicado bien, explicándolo las veces que sea necesario sin enfadarnos, y por supuesto, no de la misma forma, ya que por repetir lo mismo 70 veces el alumno no va entenderlo, poniendo diferentes ejemplos, a ser posible prácticos, fomentando que sean ellos quienes encuentren la respuestas, y no dársela nosotros mismos para “evitar perder tiempo”, que la programación es muy larga y el tiempo escaso (aunque este tema da para varios posts).

Muchos son los problemas del sistema educativo, y de nada sirve conocerlos si no buscamos solución, así que, manos a la obra.

colegio_en_la_clase*Nada de lo escrito anteriormente está basado en estudios o investigaciones. Son experiencias y opiniones propias.

Creatividad, crea… ¿qué?

Hace unos días tuvimos una clase de Educación Física con un curso de 4º de Primaria. Debido al mal tiempo, nos vimos obligados a dar la clase en el gimnasio y continuar un día más con la unidad didáctica de saltos que llevábamos tiempo desarrollando.

Mi compañero y yo, de acuerdo en que la expresión corporal es un tema bastante olvidado en los colegios e institutos, decidimos mezclar saltos y expresión corporal, así que una vez divididos en 4 grupos (diferentes a los que forman normalmente), les propusimos que hicieran una coreografía con cuerdas, limitando el material (1 cuerda grande y 2 pequeñas).

Sólo dos reglas: Todos debían saltar en algún momento y tenían 20 minutos para prepararlo. Hicimos hincapié en la necesidad de hablar entre ellos y les dimos algún consejo.

Por lo demás, plena libertar. Libres de hacer lo que les diera la gana, siempre y cuando realizaran saltos. Una clase donde el profesor no dirigía, sólo observaba.

Comenzaron. Observábamos sin apenas intervenir. Una clase en la que la libertad, comunicación, creatividad y originalidad dominaban el ambiente.

Al rato una niña se me acercó y me preguntó:

¿Puedo hacer…?

No escuché lo que quería hacer. Me quedé en el “¿Puedo?”

¡Claro que puedes! Haz lo que te dé la gana. Las reglas están puestas. Habla con tus compañeros, imagina. Tienes libertad para hacerlo. ¿¡Por qué me vienes a preguntar!?

Me dí cuenta de que los niños no eran capaces de ser creativos porque tenían miedo de fallar, de errar, por eso buscaban la aprobación del docente.

Están tan acostumbrados a clases dirigidas, a directrices concretas, a ejercicios y profesores que les digan cómo, dónde y cuándo lo tiene que hacer que cuando les das libertad para hacerlo se pierden.

ken robinsonLos niños, por naturaleza y apoyándome en las palabras de la conferencia de Sir Ken Robinson en TED 2006, no tienen miedo a equivocarse. Es así. A edades tempranas todavía están descubriendo el mundo en el que viven. Todo es nuevo para ellos. Simplemente experimentan, sin miedo al error.

Sin embargo estamos administrando sistemas nacionales de educación donde los errores son lo peor que pueden hacer.

Antes este hecho, los alumnos piensan Si me equivoco, me riñen, luego es lógico que éstos decidan ir por el camino que siguen todos, no vaya a ser que por probar otro distinto me equivoque, me griten y me riñan, ¿no?

Si los críos no están abiertos a equivocarse, nunca les va ni se les va a ocurrir algo original.

Las órdenes o consignas son demasiado explícitas:

– Hazlo así, así y así.

+ ¿y puedo hacerlo de esta forma?

– ¿Pero cómo te he dicho? Pues ya está.

Los niños no tienen libertad para experimentar, errar, crear, innovar. Los docentes estamos tan obsesionados con el Currículo Oficial y con realizar los ejercicios tal cuál dice el libro que no nos paramos a ver qué les gusta y qué no. Qué talentos tienen ocultos porque sí, todos los niños tienen talentos ocultos y es nuestro deber descubrirlos.

Dos claros ejemplos son Gabriel García Márquez y Albert Einstein, ambos premios Nobel en sus respectivos campos.

Gabriel García Márquez era considerado un alumno mediocre, tirando hacia abajo, hastaGabriel Garcia Marquez 1 que uno de sus profesores se interesó por sus gustos, preguntándole por los mismos. Le gustaba leer y escribir, así que este profesor lo fomentó y ¡Boom!, uno de los escritores más importantes y representante del realismo mágico con su máxima creación, “Cien años de soledad”.

Otro ejemplo claro fue Albert Einstein.

De pequeño, su madre y sus profesores le consideraban un niño con retraso, con necesidades educativas, lo que hoy día habría sido considerado un fracasado escolar (F. Alberca, 2011*).

Sin embargo el interés de uno de sus profesores, Jost Winteler, permitió hacer de Einstein el científico más importante del siglo XX y de todos los tiempos.

La creatividad es una evidencia innegable (valga la redundancia) al ser humano, así que potenciémosla.

Demos más libertad a los niños, observémosles antes de  intervenir, preguntémosles por qué lo han hecho así, no corrigiéndoles sino mostrando interés por sus razonamientos.

La creatividad en las escuelas es tan importante como la alfabetización y debemos darla el mismo estatus.

Creatividad-670x290

 

* “Todos los niños pueden ser Einstein” de Fernando Alberca.

*Nota: Estos posts no pretenden desprestigiar al colegio, ni mucho menos. Son ideas y observaciones que se pueden generalizar a todos los centros educativos y que me parece interesante analizar.

Esta va para nota

He comenzado mi segundo periodo de prácticas (prácticum II) en un colegio concertado de Valladolid, lo que me va a permitir observar cómo funciona el Sistema Educativo Español (en adelante S.E) y cómo se trabaja en un colegio concertado.

Tras un periodo de tres semanas de observación, hubo una situación digna de mención, motivo de escribir la siguiente entrada.

Nos hallábamos en las clase de Educación Física con la clase de 3ºB. Tras varias sesiones dedicadas a la práctica y mejora de saltos, el profesor decidió que era momento de evaluar con nota.

Al principio les mandó realizar la prueba para practicar, sin evaluación ninguna. Muchos de los niños y niñas (es más “políticamente” correcto poner “niños y niñas” aunque a mí me parezca una bobada, pero eso es otro tema) saltaban sin atender a las indicaciones que había dado el profesor en numerosas ocasiones, por falta de atención, obviamente.

En cuanto dijo que en la siguiente ronda iban a ser evaluados, les debió de entrar el espíritu olímpico porque ninguno cometió ningún fallo en la técnica a la hora de saltar.

Me llamó mucho la atención los niños que sólo saltaban bien, esforzándose cuando iban a ser evaluados y eran conscientes de ello.

¿Os estáis dando cuenta de a qué me estoy refiriendo?

Sólo cuando lo que están haciendo cuenta para nota, lo realizan bien. ¡Qué lástima que no sepan que están siendo evaluados constantemente!

Ya desde pequeños estamos fomentando el esfuerzo y el trabajo con el único motivo de aprobar, sacar buena nota o tener un “muy bien” en el cuaderno de caligrafía.

Y esta cultura se va desarrollando a medida que crecen.

Cuando la profesora (o profesor) en el último ciclo de Primaria o en la E.S.O entrega un examen, la pregunta estrella es: ¿Cuánto has sacado?

Estoy segura de que la pregunta que nunca se han formulado entre ellos, y que nunca han escuchado ha sido: ¿Qué has aprendido?

Los jóvenes están más preocupados de si aprueban o no que de si realmente han aprendido algo, y en parte, es culpa de la metodología empleada por todos los docentes, y también por la forma de estudiar de los alumnos.

No estudian para aprender, los estudiantes lo estudian y memorizan. Vomitan aquello de lo que se acuerdan en el examen y ya. Dentro de dos o tres semana no se acuerdan de nada, y esto es porque  no ha habido un aprendizaje significativo, es decir, que no ha habido una relación entre los conceptos previos que deberían tener y haber adquirido en exámenescursos anteriores y los nuevos conceptos.

Y ante este grandísimo problema, uno de tantos, al que se tiene que enfrentar el S.E, la solución que propone la LOMCE es… ¡Reválidas!

Un examen donde se evalúan todos los conocimientos que en principio se deben haber adquirido durante una larga etapa. La primera, en 3º de Educación Primaria.

Para empezar y como ya he comentado en algún post anterior, este tipo de exámenes no justifica el aprendizaje de los contenidos, sino que éstos se ven día a día con el seguimiento continuo de la clase.  Además, el aprendizaje es todo muy subjetivo, y más a edades tan tempranas en la que la maduración de los niños es tan dispar.

Para concluir, hacer hincapié en que estamos fomentando una sociedad en la que solo nos esforzamos cuando estamos siendo evaluados, cuando algo va para nota. Es decir, fomentamos la ley del mínimo esfuerzo.

“Sólo me lo estudio antes del examen” y claro, en el examen muy bien, pero luego las cosas se olvidan, porque como ya he dicho no han sido aprendidas correctamente.

Si lo que queréis es una mejora de la calidad educativa, así como mejor puntuación en los informes PISA, la solución, yo creo, no está en evaluar constantemente los conocimientos que deberían haber adquirido mediante exámenes y pruebas, sino en buscar una metodología que les aliente a esforzarse todos los días, a aprender y relacionar conceptos.

Esa es mi solución, ¿cuál es la tuya?

La Educación, ¿costo o inversión?

En los últimos años, el tema de educación ha estado muy cuestionado y criticado, no sólo en España, sino en todo el mundo.

No es algo nuevo decir que, en España el sistema educativo está obsoleto. Llevamos a cabo la misma metodología que se utilizaba hace 50 años sin tener en cuenta que la sociedad y con ello las mentalidades han cambiado.

El actual sistema educativo desarrolla una metodología basada en el adoctrinamiento de los alumnos. Estamos formando jóvenes para que no se hagan preguntas ni cuestionendescarga (1) el poder y la autoridad, y esto es debido a que hay estructuras en la sociedad que prefieren ver a la gente adoctrinada y formateada, de manera que sean obedientes. Personas que realicen la función que se les ha asignado y que no traten de sacudir los sistemas de poder y de autoridad.

Sin embargo, y afortunadamente, cada vez hay más centros y docentes que saben que por ese camino el desarrollo del mundo en general y de España en particular, no será posible.

Hay centros en los que por fin se han dado cuenta de que el objetivo más alto en la vida es investigar, crear, buscar la riqueza del pasado, aprender de ella y tratar de interiorizar las partes significativas.

El objetivo de la educación actual es mostrar a la gente cómo aprender por sí mismas y durante toda la vida, que no sólo absorban información dada por alguien y repetirla.

Y, para conseguir este objetivo, tenemos gran cantidad de herramientas, sobre todo las TICs, apostar por el e-learning y las MOOCs, que han supuesto un gran cambio en la sociedad.

Sin embargo, la tecnología en la educación es como un martillo, es decir, dependiendo de su uso, puede construir o destruir.

Los profesores, educadores y futuros docentes, debemos saber cómo usar la red y cómo presentársela a nuestros alumnos. Vivimos en el siglo de la información y la comunicación. A todas horas estamos bombardeados por información, en la red, la televisión, libros (cada vez menos), etc. Hay mucha más información de la que podemos asimilar.

A pesar de ello, debemos saber que tener acceso a la información no significa poseer ese conocimiento, ni mucho menos que la información sea fiable.

De nada sirve tener acceso a la información si no se sabe lo que se está buscando, lo que es relevante. Es necesario un filtro de la información para los alumnos y por eso es preciso la presencia de un docente que les guíe.

Necesitamos de personas preparadas para educar en esta nueva sociedad del cambio. Personas con una gran formación, que estén en constante actualización. Educadores y docentes que sepan cómo evaluar y entender para aprender, pero sobre todo, para educar y enseñar.

Los actuales docentes debemos buscar la significativo y siempre estar dispuestos a cuestionarnos si estamos en el camino correcto. De esto es de lo que trata la educación.

Por todo esto es por lo que es necesario la inversión en educación y no los recortes que estamos viviendo actualmente.

descarga (2)Si lo que queremos es una sociedad de individuos libres, creativos e independientes, capaces de apreciar y aprender de los logros culturales del pasado y contribuir a ellos, debemos invertir en ello y no verlo como un costo que puede valer o no la pena.

La educación, por sí misma, tiene un valor independiente del que tenga la sociedad, tiene un valor porque ayuda a crear seres humanos MEJORES.

Para concluir, decir que sólo fomentando un sistema educativo y cultural activo, enfocado en la estimulación de la exploración creativa con independencia de pensamiento, con disposición a cruzar fronteras para desafiar las creencias aceptadas, podremos crear un Estado de bienestar, basado en el desarrollo económico, pero sobre todo, INTELECTUAL.

“El propósito de la educación es mostrar a la gente cómo aprender por sí mismos. El otro concepto de la educación es adoctrinamiento”

Noam Chomsky