Es que me da vergüenza

Hace unas semanas estaba dando clases particulares de sintaxis a una alumna de 4º de la E.S.O. Durante una de las clases nos surgió a ambas una duda y al no encontrar la respuesta le dije que se la preguntara a su profesora del instituto.

A la semana siguiente le pregunté si su profesora le había resuelto la duda, a lo que me respondió que no le había preguntado nada. Tras indagar un poco me confesó que le daba vergüenza preguntar en clase.

He aquí otro gran problema del sistema educativo. A los alumnos, sobre todo en los cursos superiores (3º y 4º de la ESO y 1º y 2º de Bach) les da vergüenza preguntar las dudas en clase.

¿Los motivos? Basándome en mi experiencia personal, tanto como docente como alumna pueden ser muchas:

  • Los alumnos pueden pensar que al tener dudas están demostrando que no son tan inteligentes como los demás, que no preguntan nada (aunque eso no quiere decir que no las tengan).
  • Los alumnos de 3º y 4º de la ESO, principalmente, se encuentran en una edad complicada (que todos hemos pasado y que no es para tanto) donde ser popular y aceptado por los demás es lo que prima y, por tanto, hacer preguntas en clase supone ser un empollón o el pelota de la clase, la mano derecha del profesor quien, desgraciadamente, es visto como un enemigo y no como un aliado.
  • Es posible que les de vergüenza e incluso miedo preguntar porque el profesor se enfade y grite al tener que explicar lo mismo por cuarta vez.

Ahora bien, aunque a veces lo olvidamos, hay materias complicadas de entender (que le pregunten al profesor de matemáticas) y de explicar. Cada alumno es un mundo y no todos tienen la misma facilidad (o dificultad) para entender las cosas. i_hate_my_teacher_mediano

Además, muchas veces los profesores olvidamos que quizás no sea que al niño le cueste, sino que somos nosotros los que no nos expresamos con la claridad que creemos.

También hay casos en los que alumnos, que no han parado de hablar durante toda la clase (no habiéndose enterado de nada), preguntan algo que ya se ha explicado, lo que provoca (con toda la razón) el enfado del profesor y puede generar el miedo o vergüenza comentados anteriormente.

Estos son algunos de los motivos por los que al alumnado le da vergüenza preguntar, lo que genera alumnos que son un manojo de dudas y desconocimientos.

Para evitar esto, tenemos que ser los propios docentes quienes les alentemos a preguntar aquello que no han entendido o que no hemos explicado bien, explicándolo las veces que sea necesario sin enfadarnos, y por supuesto, no de la misma forma, ya que por repetir lo mismo 70 veces el alumno no va entenderlo, poniendo diferentes ejemplos, a ser posible prácticos, fomentando que sean ellos quienes encuentren la respuestas, y no dársela nosotros mismos para “evitar perder tiempo”, que la programación es muy larga y el tiempo escaso (aunque este tema da para varios posts).

Muchos son los problemas del sistema educativo, y de nada sirve conocerlos si no buscamos solución, así que, manos a la obra.

colegio_en_la_clase*Nada de lo escrito anteriormente está basado en estudios o investigaciones. Son experiencias y opiniones propias.

Anuncios

Flipped Classroom: Poner la clase patas arriba

Los niños se aburren en la escuela.

¿Quién no ha escuchado esto?

Seas o no docente, estés interesado o no en la educación, estoy segura de que esa frase la has escuchado, y lo peor de todo, es que es verdad. Ya lo decía Machado en uno de sus poemas:

Una tarde parda y fría

de invierno. Los colegiales

estudian. Monotonía

de lluvia tras los cristales.

 El profesor recitando la lección delante de una clase distraída y aburrida que observa la nada o el móvil, sin interés el alguno. Muchos intentan “innovar” y lejos de dibujar las partes de una flor en la pizarra, te enseñan un powerpoint  con muchas fotos y animaciones que no consiguen atraer la atención del alumno.

Las nuevas generaciones han nacido con una tablet bajo el brazo. Están acostumbradas a los estímulos de videojuegos, de los móviles, los ordenadores, las tablets, etc.descarga (1)

En los últimos años, la multitarea se ha generalizado, no sólo en los adultos, también en los niños, es por eso que las antiguas metodologías basadas en lecciones magistrales ya no sirven, tenemos que ir más allá.

Tenemos que invertir la clase, dar un vuelco y ponerla patas arriba. Esta es la idea de una nueva metodología que está revolucionando las clases.

Es “The Flipped Classroom” o la clase al revés.

¿En qué consiste esta nueva metodología?

El flipped classroom consiste en que los alumnos realizarán las tareas o deberes en casa, como han hecho siempre, pero también las clases magistrales de los profesores las escucharán en casa a través de lecturas, vídeos, tutoriales, fotografías, etc. que tendrán siempre colgados en una plataforma para poder utilizar este material siempre que lo necesiten.

De esta forma, las clases en el aula serán dedicadas a discusiones, trabajos en grupo, trabajos por proyectos y el aprendizaje colaborativo, lo que favorece la creatividad y la comunicación entre los alumnos y los alumnos con el profesor.

 De esta forma el profesor deja de ser un simple predicador de información que se sitúa en frente de los alumnos para convertirse en un guía, en un ayudante y son los propios pupilos quiénes aprenden, construyen sus conocimientos e interactúan entre ellos ayudándose.

¿Qué se consigue?

  •  Mejorar significativamente el ambiente de trabajo en el aula.
  • Mejorar la atención educativa a cada alumno, en función de sus capacidades, de su estilo básico de aprendizaje, etc.
  • Fomentar la creatividad y el pensamiento crítico.
  • Fomentar el trabajo autónomo.

Herramientas que puedes utilizar

  • Youtube como repositorio de lecciones (No deben durar más de 10’)
  • WIX para crear actividades online más interactivas.
  • Prezi para realizar presentaciones más dinámicas.
  • Movie Maker para la realización de vídeos.
  • Blogs (Blogger o WordPress) para colgar explicaciones.

Estamos en la era de la información y la comunicación donde la sociedad avanza a pasos agigantados y con ella, ha de ir la educación.

Y tú, ¿Te vas a quedar atrás?

Método Waldorf: aprender a amar el estudio (II)

2

En el post anterior sobre el método Waldorf hablamos sobre lo que era el método, su origen y en qué consistía. Se trata, sin duda, de una gran cantidad de información interesantísima. No obstante, no tratamos temas tan importantes como:

Cómo es la educación Waldorf. Comparativa con el Sistema Educativo tradicional

A pesar de tener muchas similitudes con el sistema educativo tradicional, el método Waldorf tiene unas características que lo hacen único. Veamos las diferencias con el S.E tradicional:

–       El aprendizaje Waldorf se trabaja por septenios, es decir, por ciclos de 7 años mientras que el sistema tradicional se divide en 3 años no obligatorios de infantil, 6 años de primaria, 4 años de secundaria y 2 años no obligatorios de Bachillerato.

–       No hay libros de textos en los primeros años de escolaridad. Son los educandos quienes producen sus propios libros, recopilando experiencias y aprendizajes de la vida cotidiana, mientras que en el S.E tradicional los libros de textos son considerados negocio para las editoriales y comodidad para profesores acomodados.

Aunque, actualmente, esto está cambiando.

–       En  las Escuelas Waldorf, no hay director ni jerarquía, cada profesor es responsable de le evolución de su clase, lo que choca con las quejas de los profesores por la poca actuación e independencia que les conceden en el S.E. tradicional.

Hay más diferencias entre nuestro Sistema Educativo actual y el método Waldorf. ¿Quieres conocerlas? Pincha aquí

Método Waldorf: aprender a amar el estudio (I)

En esta época donde todos los universitarios llenan bibliotecas para estudiar, los estudiantes de Educación estarán hartos ya de diferentes metodologías de enseñanza como el condicionamiento clásico de Paulov, la teoría conductista de Skinner, el aprendizaje por descubrimiento de Bruner… Os suenan ¿verdad?

Así, año tras año, clase tras clase en las facultades de Educación se siguen dictando las mismas técnicas y metodologías de enseñanza-aprendizaje.

Sin embargo, a otras muchas metodologías y pedagogías que no se enseñan y que permiten un mayor aprendizaje.

En post anteriores ya vimos pedagogías alternativas como es el Método Kumon. En este nuevo artículo te acerco una alternativa educativa con más de 60 años, con presencia en más de 2000 escuelas de educación primaria, secundaria y bachillerato y 1900 de educación infantil en más de 90 países de todo el mundo. Hablamos del Método Waldorf.

Ahora que ya sabes que este método está presente en tantos lugares, te estarás preguntando:

¿Qué es el método Waldorf?

waldorfPues bien, se trata de una pedagogía fundada por Rudolf Steiner, figura destacada del pensamiento alemán de principios del siglo XX, que responde a cuestiones clave como qué aprender, cuándo y cómo – de acuerdo con el desarrollo neurológico del niño-, y pretende formar personas emocionalmente preparadas para vivir en armonía.

Un poco de historia: ¿cuál es su origen?

Este método surgió en 1919 cuando Steiner visitó la fábrica de cigarrillos Waldorf Astoria en Stuttgart, Alemania. Derrotada en la Primera Guerra Mundial, Alemania se encontraba en un gran caos económico, político y social. Steiner llegó con ideas renovadoras que buscaban conseguir la estabilidad de la nación y Emil Molí, director de la fábrica, preguntó a Steiner si estaría dispuesto a dirigir una escuela para los hijos de los trabajadores de la compañía. Tras exponer sus condiciones, el 7 de septiembre de 1919 abrió sus puertas la Escuela Independiente Waldorf. Interesante ¿verdad?, pues aún no te hemos contado…

¿Quieres saber en qué consiste? Pincha aquí